Déjate WhatsApp y mira al cielo…

Estando en una catedral, de cuyo nombre no alcanzo a acordarme, mientras me encontraba mirando la pantalla de mi móvil, mi madre, sigilosa, se a me acercó y me dijo “Déjate el WhatsApp y mira a tu alrededor…” Abandoné  el móvil, un poco cabreada por el comentario, miré a mi alrededor y observé que, todos los adolescentes y los que ya no lo somos tanto, nos hallábamos en la misma posición: cabeza inclinada hacia abajo, mirando la pantalla de un móvil y absortos tal como si estuviesen anunciando el inicio de la III Guerra Mundial; por el contrario, las personas de mayor edad, miraban hacia arriba, observando cúpulas, columnas, pinturas o hablando uno con otros. Os podéis imaginar la imagen… la vemos día tras día a nuestro alrededor.

Yo absorta leyendo el anuncio de la III Guerra Mundial
Yo absorta leyendo el anuncio de la III Guerra Mundial

Alcé la vista al cielo y pude observar una maravillosa instantánea. Así que, aunque en un primer momento el comentario de mi madre me molestó, posteriormente tuve que admitir, una vez más, que tenía razón. Y anda que no cuesta admitir que tu madre tiene razón. Y pensé, con un poco de tristeza, la de vistas, paisajes, sonrisas y caras que me he perdido mientras me encontraba mirando la pantalla de mi móvil…

Si levantas la vista de tu móvil podrás ver “cosas” como éstas:

Así que he decidido no perderme más instantes. Porque al final, las palabras importantes de la vida se dicen mirando a los ojos y no a través de una pantalla. Porque los abrazos y los besos se dan, no se escriben ni se mandan. Porque las personas valientes no necesitan de WhatsApp para hablar de sentimientos… Levanta la vista. Mira a tu alrededor. Hay personas con sonrisas maravillosas, atardeceres preciosos, edificios intactos al paso del tiempo, cielos estrellados, lunas llenas… Hay un montón de vida ahí fuera… ¿Te la vas a perder?

Anuncios

3 comentarios en “Déjate WhatsApp y mira al cielo…

  1. Tienes razón, María. Y por desgracia cada vez pasa más. Hay veces que estás con amigo y de repente, todos sacan el móvil a la vez y se conectan a Facebook, para consultar la vida de otros mientras dejan pasar la suya sin disfrutar ese instante.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. María, en primer lugar acabo de descubrir tu blog y quiero felicitarte. En segundo lugar !!!no puedo estar más de acuerdo con tu madre!!! Hay tantas sonrisas, miradas, gestos y situaciones maravillosas y únicas a nuestro alrededor, reales, palpables y tangibles, que una maquinista jamás nos ofrecerá!!!!!

    Un besazo.

    Me gusta

    1. Me alegro muchísimo Leticia que te haya gustado el blog.Es necesario de vez en cuando en la vida pararnos y pensar en las pequeñas cosas,en los pequeños detalles…Nos perdemos un montón de instantes que por nimios que sean,son bellos mientras miramos una máquinita.Tenemos pendiente uno,dos o tres cafés…No hay prisa…tenemos por delante toda la vida.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s